Ir al contenido principal

Las Dos Ramas Vélez de Cartagena

A pedido de Juan Pepe Mogollón, mi querido amigo de infancia con quien compartimos mucho durante nuestra niñez, quiero aclarar sobre los dos apellidos Vélez que existen en Cartagena.

Existen dos ramas Vélez en Cartagena. Y se desprenden de esta forma. Pero primero quiero que los identifiquemos con apellidos compuestos. Vélez de la Barreda y Vélez Ripoll.

Comencemos por los Vélez de la Barreda.
Agustín Vélez de la Barreda y Sanz, nacido aproximadamente en 1771, cartagenero, hijo de español.

Agustín se casa dos veces, la primera en 1817 con Manuela Felipa Méndez de Busto y Lambi con quien tiene tres hijos:  Manuel Benito, Agustín y Dionisio Epifanio Vélez de la Barreda y Méndez (Méndez de Busto, así se conocía este apellido compuesto).

Al enviudar en segundas nupcias, se casa en 1830 con Dolores Susana Gonzalez-Lois-Villamil y Canabal y tienen seis hijos más: Susana Ursula, Joaquín F., Ana Vicente, Máxima, Maria Soledad Beatriz, y Dionisio Epifanio Vélez de la Barreda y Villamil. (Noten que ya aquí, los cartageneros, comienzan a simplificar los apellidos compuestos, escogiendo el que más sonoro fuese).

Entonces vamos a simplificar para el caso que estamos tratando de dilucidar:

Dionisio Epifanio Vélez de la Barreda y Méndez, se traslada a Riohacha debido a su salud, y huyéndole a la peste de cólera que se desarrolló en Cartagena para 1849.  Su padre tiene un amigo y conocido hombre de negocios, curazaleño, quien trabajaba el comercio entre Curazao y Riohacha, y posiblemente Cartagena.  Recuerden que la única autopista  de esa época que teníamos era el mar.  Su nombre: Nicolás Danies casado con Margarita Kennedy, irlandesa.  Entre sus once hijos tienen a una preciosa niña llamada también Margarita, como su madre.  Y por supuesto Dionisio Epifanio, queda prendado de esta belleza, se compromete y se casan.

Los niños Vélez Danies, Fernando, Carlos y Margarita, nacen todos en Riohacha.  Y luego con el transcurrir del tiempo, sus padres los trasladan pequeños a vivir en Cartagena.

Hasta aquí vamos bien.

Del segundo matrimonio de Agustín Velez de la Barreda y Sanz, nace una niña en 1831 llamada Susana Ursula Vélez de la Barreda y Villamil.  Esta hermosa niña conoce a un joven apuesto llamado Henrique Plácido de la Vega y Osse.   Contraen nupcias hacia 1846 y tienen cuatro hijos varones entre los cuales está José María de la Vega y Vélez de la Barreda.


Amelia Vélez Ripoll y Racero
José María de la Vega y Vélez de la Barreda
 
Con el correr del tiempo, José María de la Vega y Vélez de la Barreda, conoce a un hermosa niña llamada Amelia Vélez Ripoll y Racero nacida en 1857 en Lorica; se comprometen y se casan muy probablemente para 1885. Este matrimonio tiene ocho hijos, entre los cuales está nuestro querido y recordado Pote de la Vega, vecino y amigo del Segundo Callejón Trucco. Y el abuelo de Juan Pepe Mogollón de la Vega.

Y aquí se entroncan los Velez de la Barreda con los Vélez Ripoll.
Ahora les cuento acerca de la familia Vélez Ripoll.

Agustín Vélez Ripoll, es hijo de padre paisa con cartagenera, Agustín Vélez Saldarriaga y Magdalena Ripoll; y nieto de español, Juan Vélez de Rivero, todo lo que sabemos es que fue Capitán.

Agustín Vélez Ripoll se casa con Josefa Martínez Fernández (de los Martínez nuestros). Una de las hijas sobrevivientes de la Independencia.  Su padre, José Casiano Martínez Maijel, muere ahogado en el Río Magdalena, junto con dos de sus hermanitos, en la Batalla por Mompox. Y su madre, María Manuela Fernández y Herrera, ya viuda, se traslada a Lorica donde unos parientes, para poder alimentar a sus tres hijos que estaban muy pequeños. (Ver blog: Un héroe en la familia y dos pequeños próceres).

Este matrimonio tiene cuatro hijos varones:  Pedro, Luis, Manuel y José María Vélez Ripoll y Martínez.

Para efectos de este ejercicio, solo vamos a seguir la descendencia de Pedro Vélez Ripoll y Martínez, 1827 (o Pedro Vélez Martínez, como le conocemos). 

Este es un personaje muy particular.  Fue un Martínez visionario y muy hábil en los negocios y en poco tiempo amasó una fortuna. Al igual que su tío Antonio María Martínez Fernández, quien triplicó la herencia de su esposa Manuela Lora Gómez convirtiéndo miles de hectáreas en pastos para la inmensa ganadería que tuvo; ganadería esta que 6 generaciones después todavía sigue en pie.


Casa del Consulado en la Calle del Sargento Mayor.
Pedro Vélez Ripoll y Martínez fue propietario de las tierras de San Isidro del Bosque, de la Casa del Consulado, adquirida para la década de 1850 donde la vivió con su familia hasta su fallecimiento. Esta casa estuvo en manos de la familia hasta 1911. Fue dueño de una compañía naviera fluvial con cinco vapores. Tuvo la iniciativa de construir la primera plaza de Toros en Cartagena en 1893, donde está el Almacén El Vivero, hoy día.

Contrae matrimonio con la hermosa Magdalena Racero Vellojín, hija de Juan Bautista Racero-Benítez-Ceballos-y-García y María de la Ascención Vellojín García. Naturales de San Pelayo.

Tienen siete hijos: José María, María de la Ascención "Eva", Cristina, María Magdalena, Amelia, Pedro, Luis Vélez Ripoll y Racero. Quiero resaltar a dos hijas por lo que nos compete en este ejercicio:  A Cristina Vélez Ripoll y Racero y a Amelia Vélez Ripoll y Racero.

Carmelo Arango Martínez
Cristina, se casa con Carmelo Arango Martínez de quienes desciende el famoso político Carlos Arango Vélez Ripoll, abuelo de los Pastrana Arango, de los Arango Nieto, Arango Mariño, de Bebela Vargas Arango y toda esta descendencia está radicada en el Interior.

Y Amelia, que es la casada con José María de la Vega Vélez de la Barreda a la cual ya identificamos arriba.

La información ha sido tomada de varias fuentes, pero escencialmente de Ramón Méndez Cabrales, quien con una paciencia infinita, a mano, y escribiendo cartas a todo el que conocía logró armar un árbol gigantesco de 25 metros de largo, el cual he tenido en mis manos.

Espero disfruten este ejercicio genealógico.  Las familias Vélez de la Barreda, y de la Vega hacen parte del primer tomo del libro Biografías de Personajes Cartageneros, (Genealogías de las familias cartageneras), que está en proceso de publicación.

Espero comentarios,

Maria Victoria

PS:

A una pregunta que me hizo Carlos Méndez en el Grupo de Biografías a la genealogía del nuevo Alcalde Dionisio Vélez Trujillo les tengo un dato curioso. 

El nuevo Alcalde desciende de Fernando Vélez Danies, casado con Helena de Pombo Gómez: uno de sus hijos es Fernando Vélez Pombo casado con Ana Susana Emiliani Vélez, quienes tienen a Ana María Vélez Emiliani, casada con Héctor Trujillo, quienes tienen a Sandra Trujillo Velez, quien se casa con su primo Dionisio Velez White, los padres de nuestro nuevo Alcalde. Esto por el lado materno.

Dionisio Velez White desciende de Carlos Velez Danies, casado con Catalina Torres Hoyos, y uno de sus hijos Dionisio Velez Torres tiene un hijo llamada Nicolas Velez Romero, quien se casa con Paulina White padres de Dionisio Velez White. Y esto por el lado Paterno.

Sandra y Dionisio, los padres del Alcalde, son primos en cuarto grado. Ambos descendientes de los hermanos Velez Danies.

Que tal el cuento?












Entradas populares de este blog

Las Inundaciones en Cartagena de Indias

En Cartagena de Indias teníamos un problema muy grande.  Después de la Independencia y debido a la gran tragedia sufrida por el pueblo cartagenero y los pueblos alrededor, ---quienes vinieron a guarecerse trás de las murallas---, la ciudad quedó vacía con tan solo seis mil personas.

Con el tiempo comenzamos a tener unas inundaciones nunca antes vistas.

¿Cómo es que sucede ésto?  La Isla de Cartagena y Getsemaní están amuralladas totalmente.  Con un caño que atravesaba desde el Baluarte de San Pedro Mártir o India Catalina hasta el de San Ignacio o San Pedro Claver.
Este caño de San Anastasio ---entre Getsemaní y El Centro---, era la autopista de entrada de carga y pasajeros de los barcos surtos frente a la Base Naval; y por los caños interiores que venían de la Ciénaga de la Virgen y la Boquilla, entraba el pescado al Mercado Público que quedaba desde la Avenida Escallón hasta Almacénes El Éxito.






Resulta que Morillo derrumba el mercado público colonial que estaba localizado al frente d…

Recordando a nuestras Valientes Familias y Héroes 5 diciembre 1815-2015

Interior de la Plaza de los Coches, óleo de Jeneroso Jaspe.
Carta correo dirigida a los Miembros de la Academia de Historia de Cartagena:
Para conmemorar los 200 años del Sitio a Cartagena, en Facebook, estoy
contando la historia del Día a Día, en lo que cabe, solamente desde la
perspectiva nuestra.  Por ello he recurrido a fuentes como  Manuel
Ezequiel Corrales, José P. Urueta, Gabriel Jiménez Molinares, Lino de Pombo, Joaquín
Posada Gutiérrez, Eduardo Lemaitre, El Doctor Arcos, Rodolfo Segovia,
etc., para poner en contexto a los cartageneros sobre lo sucedido a
nuestras familias.
Esto con el deseo de despertar en nosotros el interés en lo que nos
sucedió, y que las generaciones actuales desconocen.  Estoy utilizando
Facebook, como red social, debido al alcance tan grande que tiene
dentro del núcleo de la gente joven.
Me encantaría conocer sus comentarios, y si pueden, a vuelta de
correo,  aportar con información relevante a nuestras familias, con
anécdotas conocidas sobre sus familiares, o primos…

El Paseo de los Mártires y sus Bustos Trastocados

El Paseo de los Mártires y sus Bustos Trastocados          
Introducción

Sobre los bustos de los mártires de Cartagena de Indias, existe una leyenda en que en un pasado lejano estos fueron trastocados.  Cuenta la leyenda que preparándose la ciudad para la celebración del centenario de la Independencia el once de noviembre de 1911, los bustos se mandaron a bajar de sus pedestales, con la intención de retocarlos, limpiarlos y  tenerlos bien presentados para este magno evento en donde la ciudad entera era un hervidero de emociones, correndillas, alborotos; embelleciendo, construyendo un magnífico telón en todos los alrededores de lo que sería la “sala” de Cartagena: El Parque del Centenario, el Mercado Público, el Muelle de la Bodeguita, el Monumento a la Bandera, la Puerta Balmaseda, el Teatro Heredia y el Paseo de los Mártires o “Camellón”. Y resulta que en esos momentos de tanta efervescencia  y calor, a ciertos personajes cartageneros les encomendaron la tarea más importante de todas:…